Ghostland (Festival de Sitges)

De qué va: terror con muñecas y camión de los helados.

Tienes que verla: porque es un grand guignol que difumina realidad y fantasía.

Pascal Laugier, realizador francés que sacudió el Festival de Sitges en 2008 con Martyrs, ha presentado este año Ghostland, un violento grand guignol que le da la vuelta al siempre terrorífico mundo infantil, esta vez con un loco psicópata obsesionado con las muñecas. En palabras del director: “Me encanta partir de los clichés del género de terror, donde aparecen muy a menudo muñecas diabólicas y elementos de los cuentos de hadas para niños. Me encantan los clichés, pero quiero representarlos a mi manera y espero que el público capte ese elemento personal”.

Cartel de Ghostland, 2018
Cartel de Ghostland, 2018

Laugier ha realizado de nuevo un filme protagonizado por mujeres enfrentadas a situaciones límite en el que parte de la prensa estadounidense ha visto, incomprensiblemente, un importante componente misógino. “Tengo más facilidad para crear personajes femeninos porque creo que tengo una sensibilidad especial para ello. Es también una manera de aproximarme al enigma que es para mí la mujer”, explica el director.

Pascal Laugier, director de Ghostland, en el Festival de Sitges.
Pascal Laugier, director de Ghostland, en el Festival de Sitges.

Aunque no se trata de una película en absoluto lovecraftiana, la protagonista es una joven escritora cuyo máximo ídolo es el creador del horror cósmico, y el autor hace incluso una aparición en el filme:  Lovecraft aparece porque es el ídolo de la protagonista. Al principio quería que fuera Stephen King, pero no estaba disponible, así que opté por Lovecraft, que está muerto. La idea entronca también con mi adolescencia. Yo tenía muchos ídolos, y me imaginaba que venían y me animaban a hacer mis propias películas”.

Ghostland, 2018

Ghostland es una película con violencia a troche y moche. Sin embargo, aporta una dicotomía entre la realidad y el mundo de fantasía en el que se esconde la protagonista. “Soy consciente que Ghostland es extremadamente violenta, pero para mí las películas deben contener algún elemento que emocione. Yo no busco epatar a un público burgués, pero quiero conmover al espectador. Creo que hay muchas películas mainstream que no van más allá, que no buscan conmover al público”, ha apuntado Laugier.

Anastasia Phillips en Ghostland.
Anastasia Phillips en Ghostland.

“No sé si el cine de terror es el mejor género para hablar del ser humano, pero a mí es el que me va mejor. Cuando veía películas de miedo en la adolescencia me servían para contestar las preguntas que me hacía, porque la adolescencia es un período en el que uno tiene miedo de ser algo monstruoso o convertirse en algo monstruoso, y a mí el cine me hizo mucho bien. En mis películas todo acaba teniendo una explicación, acaba teniendo un componente intimista importante. Hasta el momento no he hecho ninguna película que trate únicamente de elementos sobrenaturales”.

Martyrs y el nuevo extremismo francés

Hace diez años, Martyrs provocó un terremoto en el cine francés. Laugier se lo toma con filosofía: “incluso se me llegó a acusar de fascista, me insultaban, me ofendían… Con Ghostland gran parte de la prensa norteamericana está acusándome de haber hecho una película misógina… Como cinéfilo que soy me parece un proceso interesante”.

Martyrs, 2008.
Martyrs, de Pascal Laugier. 2008.

Curiosamente, una película tan polémica como Martyrs tuvo su remake americano hace tres años. El creador de la historia no es muy benevolente con él: “Intenté ver el remake de Martyrs, pero solo soporté 20 minutos porque para mí era como presenciar que estuvieran violando a mi madre”.

Aquella ola de películas galas de terror truculento que inició Martyrs y que dio en llamarse nuevo extremismo francés no tuvo grandes consecuencias: “En Francia nada ha cambiado, el cine mayoritario sigue siendo el mismo y sigue siendo igual de difícil hacer cine de género. Es casi imposible, aunque hay quien lo logra. Solo en el extranjero, en Japón, Estados Unidos, España… decían que esa ola de películas francesas de género fantástico y de terror había hecho temblar a los amantes del género y a la crítica”.

El tráiler

Sinopsis

Un film de terror visceral con psicópatas. Una madre y sus dos hijas heredan la casa de su tía. En la primera noche en su nuevo hogar, deben luchar contra el acoso de intrusos que quieren acabar con sus vidas. Dieciséis años después, cuando las hijas se reúnen en la casa, las cosas se ponen realmente raras.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Ghostland (2018)
Author Rating
31star1star1stargraygray
Comparte este artículo:

Laura Rangel

Periodista y estratega del marketing digital. Escribe raro, fotografía seres humanos, toca el ukelele, cría periquitos. Además de en El Último Grito, puedes encontrarla en Linkedin y Twitter

Un comentario sobre “Ghostland (Festival de Sitges)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies