En busca de la mujer que se largó

Cuando pienso que son ya las once y pico
Yo que ceno como muy tarde a las diez
¿Cómo diablos se fríe un huevo frito?
¿Dónde se habrá metido esta mujer?

Así comienza la canción ¿Dónde se habrá metido esta mujer?, uno de los mejores textos escritos por el cantautor Javier Krahe (1944-2015).

La letra golpea sin contemplaciones al machismo imperante en la España de los años setenta. Lo hace con aguda inteligencia y una ironía que dispara desde el interior de una visión retrógrada sobre las cuestiones de género.

La pregunta y la canción nacen durante una noche de 1976. Javier Krahe y su amigo Joaquín Sabina acaban de escuchar el último disco de Georges Brassens, titulado Trompe la Mort (Engaña a la Muerte). Brassens, un anarquista que había logrado en su país el Premio Nacional de Poesía, se alzaba como un ídolo para muchos jóvenes en una España que intentaba respirar tras la muerte del dictador. “En cuanto terminamos de escuchar el disco, nos pusimos manos a la obra. Yo ese día compuse ¿Dónde se habrá metido esta mujer?, mi primera canción que nacía de un argumento y no de un verso. Y Joaquín, también ese mismo día, escribió Pongamos que hablo de Madrid. Las dos eran pura inspiración Brassens, por mucho que la canción de Joaquín sea tan urbana”, ha explicado en alguna ocasión Krahe.

El músico ha reconocido que el músico más importante en su carrera ha sido precisamente Brassens: “Sus canciones son lo único que he estudiado en mi vida. Ahora ya no me pongo discos suyos, porque lo tengo muy interiorizado, pero a veces lo escucho por casualidad en algún sitio y vuelvo a quedarme pasmado”.

La canción aparece en un momento de fuerte impulso de los movimientos feministas, aún en fase embrionaria. El humor corrosivo que emplea Krahe está lejos de las ortodoxias reinantes esos años y tal vez por eso cala con especial intensidad en los nuevos públicos. El mensaje está muy claro, pero en las antípodas de la consigna. En todo caso, el compositor considera que “no es en verdad una canción feminista, sino una canción contra la estupidez humana«. La mejor demostración está en sus últimas estrofas:
Va a haber bronca, esta noche va a haber bronca
Me cabrea, hoy tenía ganas de…
Pues después de la bronca… ¿pero dónde,
dónde se habrá metido esta mujer?
¡Pero bueno, si falta una maleta
La de piel, para colmo la de piel!
¿Para qué la querrá la imbécil ésta?
¿Dónde se habrá metido esta mujer?
¿Dónde se habrá metido esta mujer?
”.

Esa mujer, todas las mujeres, querían llevarse la maleta desde muchos años antes. Como dijo en 1851 la abolicionista Sojourner Truth (1797-1883), en uno de los discursos más vibrantes del movimiento de derechos de la mujer, “a mí nadie me ayuda a subir a los coches ni a saltar los charcos ni me ofrece su asiento… y ¿acaso no soy una mujer? ¡Miren este brazo! Con él he arado, sembrado y recogido cosechas, sin ayuda de ningún hombre… y ¿acaso no soy una mujer? He sido capaz de trabajar con niños en los brazos y –cuando podía- de comer tanto como un hombre, y ¡también de aguantar el látigo! y ¿no soy acaso una mujer?”.

Krahe se dedicó a perseguir mujeres en muchas de sus canciones. En el verano de 2015, él mismo cogió su maleta y salió en busca de las más valientes, en plan Sojourner Truth. Seguro que las encuentra. O, si no, cuando menos hilvanará algunos versos con esa búsqueda entre pícara y filosófica. No en vano, en el origen de ¿Dónde se habrá metido esta mujer? subyace un afán de engañar a la muerte con mucha vida. Algunos idiotas (“tontos o cortos de entendimiento”, según la RAE) prosiguen la búsqueda de aquella mujer que se largó y lo plasman en sus propuestas electorales. Quienes los voten son idénticos al necio que protagoniza esta histórica canción de Krahe, cosecha de 1976 y tan viva como el primer día porque combate la “estupidez humana”.

¿Dónde se habrá metido esta mujer? en directo

La letra completa

Cuando pienso que son ya las once y pico
yo que ceno lo mas tarde a las diez,
¿cómo diablos se frie un huevo frito?
¿dónde se habrá metido esta mujer?
La vecina me dice que no sabe
y mi suegra tampoco, desde ayer
no son horas de que ande por las calles
¿dónde se habrá metido esta mujer?
Yo le iba a contar lo de García
y de cómo le he parado los pies
lo del bulto que tengo en la rodilla
¿dónde se habrá metido esta mujer?
¿Qué hace aquí este montón de ropa sucia?
le compré lavadora ¿para qué?
Estas cosas me irritan, no me gustan
¿dónde se habrá metido esta mujer?
Mi camisa aún está toda arrugada
y mañana la tengo que poner
pues la plancha, aunque le den las tantas
¿dónde se habrá metido esta mujer?
Va a haber bronca, esta noche va a haber bronca
me cabrea, hoy tenía ganas de…
pues después de la bronca, pero ¿dónde?…
¿dónde se habrá metido esta mujer?

¡Pero bueno! ¡si falta una maleta!
la de piel, para colmo la de la piel
¿para que la querrá la imbecil esta?
¿dónde se habrá metido esta mujer?
¿dónde se habrá metido esta mujer?
Summary
En busca de la mujer que se largó
Article Name
En busca de la mujer que se largó
Description
La canción “¿Dónde se habrá metido esta mujer?”, uno de los mejores textos de Javier Krahe, golpea sin contemplaciones al machismo de la España de los 70.
Author
Publisher Name
El Último Grito
Publisher Logo
Comparte este artículo:

Miguel López

Miguel López se dedica al periodismo desde hace treinta años. Con experiencia en radio, televisión y prensa escrita, ha publicado numerosas colaboraciones en medios periodísticos y editoriales. Es autor de Imposible Vivir Así (Sílex) y Los Coppola (La Linterna Sorda). También ha publicado Viaje a Caledonia (editado por Fundamentos), junto a Isabel López.

2 comentarios sobre “En busca de la mujer que se largó

  • el junio 5, 2019 a las 3:07 pm
    Permalink

    Muy interesante la recuperación de esta canción de Krahe y la información sobre su gestación. Yo también estoy convencido de que la obra de Brassens, como la de Krahe y tantos otros, es antes que nada un alegato contra la estupidez.
    Como por aquí pasarán algunos brassenistas, aprovecho para dar cuenta de mi web con traducciones de Brassens al castellano y al catalán/valenciano. Es esta: “Le bon maître me le pardonne” (dominio http://www.brassensencastellano.com/). Allí nos vemos.

    Respuesta
  • el junio 6, 2019 a las 7:15 am
    Permalink

    Muchas gracias por tu comentario. No conocía esa web. Es formidable el trabajo!!! Saludos y nos vemos en la carretera.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies